actualizado el
17/09/18

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
   buceo / informes
Su majestad: la Gran Barrera

Sumergida bajo las cálidas aguas del nordeste australiano, junto a la costa de Queensland, la formación natural conocida como la Gran Barrera de Coral, compuesta por 2800 arrecifes que cubren una extensión de casi 350.000 km cuadrados, es la mayor estructura formada por seres vivos y una de las maravillas del planeta.

La enorme riqueza de vida de estos arrecifes es favorecida por las condiciones climáticas, las corrientes marinas y la amplia plataforma continental, sobre la que emergen más de 900 islas y cayos de coral, desérticas en su mayoría, sin contar los numerosos bancos de arena blanca, resultante de la erosión del mar sobre los corales.

Sobrevolar la Gran Barrera es una experiencia única y fascinante. Los rayos del sol que atraviesan un mar turquesa, permiten admirar un laberinto coralino que se extiende hasta donde alcanza la vista. Alguna que otra embarcación o plataforma de recreo, salpican cada tanto sus aguas.

La principal responsabilidad de los funcionarios del Great Barrier Reef Marine Park y del Queensland National Parks and Wildlife Service, es por supuesto cuidar y proteger su delicado ecosistema, sobre todo desde que en 1981 fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En las cristalinas aguas que van desde el Trópico de Capricornio hasta la punta del cabo York, en el norte, es posible encontrar más de 400 variedades de coral y otro tanto de moluscos y esponjas, 1500 especies de peces, 23 de mamíferos marinos, 16 de serpientes y 6 de tortugas. Además de ser una meca para los buceadores es un verdadero paraíso para los miles de personas que la visitan anualmente.

La mejor época para bucear, por ser la más seca, es la comprendida entre fines de agosto y principios de diciembre. Sus cálidas aguas promedian los 26 °, por cuanto un traje de 3 mm suele resultar más que suficiente. Es posible alquilar todo lo necesario para bucear, incluyendo equipo fotográfico, en cualquiera de los operadores de buceo.

En Cairns, hágase tiempo para un paseo vespertino por la arbolada avenida paralela al mar, y no deje de visitar el acuario de Townsville, uno de los más importantes del mundo en fauna de arrecifes de coral.

Encontrará tentadoras alternativas para embarcarse en un "vida a bordo", ya sea en Cairns o en Port Douglas, los principales puntos de partida. Ofrecen muy buen servicio y sus precios varían en función de la temporada, el recorrido y la cantidad de días de crucero.

Los hidroaviones son un medio rápido de acceder a los sitios de buceo y contemplar las espectaculares vistas aéreas de los arrecifes. Las plataformas de recreo que reciben a los visitantes cuentan con facilidades para buceadores, son ideales para practicar snorkel y para los que no se animan, las embarcaciones con fondos transparentes, son una alternativa más que interesante para deslumbrarse con los escenarios, flora y fauna submarinos.

Dada la extensión de la Gran Barrera hay infinidad de sitios ideales para realizar inmersiones, estos son solo algunos de ellos:

Los restos del Yongala, uno de los naufragios más conocidos del país, se localizan cerca de Townsville a una profundidad de entre 17 y 35 m. Además de vistosos corales, se cruzará con meros de gran porte, rayas, tortugas y serpientes marinas y grandes cardúmenes de peces.

Cercano a Lizard Island está Cod Hole, con 16 m de profundidad y una visibilidad promedio de 25 m, allí abundan grandes morenas.

North Home, una pared con corales blandos y gorgonias y una fauna que incluye barracudas y tiburones de arrecife. El arrecife Osprey ofrece una gran diversidad de corales en sus espectaculares paredes, con una visibilidad promedio de 30 m que a veces alcanza los 60 m.

Para quienes prefieren la adrenalina, el feeding de tiburones en Hungry Jacks (15 m de profundidad) no lo defraudará.

Wotanabe Bommie, en el arrecife Flinders, es un promontorio de coral que emerge desde 50 m de profundidad, además de grutas llenas de vida marina su fauna incluye pelágicos. En Scuba Zoo, ubicado en el mismo arrecife, es posible usar una jaula submarina para observar el feeding que se hace con distintas variedades de tiburones.

La diversidad y cantidad de multicolores peces tropicales del arrecife Saxon son un regalo para la vista: peces ángel, mariposa, damiselas y otros. También hay paredes, cuevas y canales tapizados por todo tipo de corales, por el lado de la fauna verá tortugas, tiburones de arrecife y compactos cardúmenes de barracudas.

En el bello jardín coralino del arrecife Briggs encontraremos peces ángel, león y rayas. La pared de su sección norte cae a 30 m y es posible hallar peces loro, peces murciélago y ocasionales tiburones.

El arrecife Thetford es ideal para los que disfrutan de la fotografía submarina, los nudibranquios, camarones, cangrejos y anémonas, sumados a los pequeños peces de arrecifes y a la variedad de corales, le harán gastar más de rollo de película.

Autor: Thomas Hewitt II.

 

(click en las fotos)