actualizado el
20/10/14

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 recomendá el sitio
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
 notas de viajes 
Calles y canales de Amsterdam

La capital holandesa es una de las capitales más bellas y cuidadas de Europa y una ciudad inusual, ya que tiene todas las ventajas de una ciudad grande - cultura, historia, restaurantes, alojamiento, transportes, entretenimientos - y pocas de sus desventajas: es pequeña, hermosa, relativamente calma y, en parte gracias a sus canales, no tiene exceso de tráfico.

Su casco histórico es un semicírculo centrado en la Estación Central a partir del cual se van desarrollando una sucesión de calles y canales concéntricos. Esta parte rememora la ciudad antes del siglo XV, en tanto que, alejándonos del mismo, se observa el crecimiento experimentado parcialmente los siglos XV y XVI. Más allá está el Amsterdam moderno, poco frecuentado por los turistas y donde por ende puede verse el ritmo cotidiano de sus habitantes.

La plaza Dam es el centro de referencia del centro histórico y por tanto de la ciudad. Al norte, siguiendo la abigarrada Calle Damrak se llega a la Estación Central, desde donde se accede a cualquier punto del país. Frente a la estación está la estación más grande de tranvías, con los cuales puede recorrerse la ciudad en todas direcciones.

Asimismo en Damrak puede hacer uno de los paseos más característicos de la ciudad, embarcándose en una de las lanchas que navegan los canales y hacen un recorrido por demás práctico e interesante.

Del otro lado de la plaza puede recorrer las calles más comerciales de Amsterdam; Kalverstraat y Rokin. Desde la plaza se puede tomar la calle Damstraat y bajar por el canal Oude Zijds Voorburgwal, y recorrer las calles que terminan en Rokin. La calle Rokin va a dar a la plaza Mountplain, otro importante nudo de Amsterdam, que enlaza con la animada plaza de Rembrandt.

Otra zona de interés es el Barrio Rojo, cuya oferta sexual es mundialmente famosa. El trayecto debe hacerse a través de Oude Zijds Voorburgwal a ambos lados del canal, donde las prostitutas se exhiben a través de las ventanas de las casas. En verano suele estar llena de gente, pudiendo recorrerla al anochecer, momento en que resulta más llamativa, sin inconvenientes.

La casa de Ana Frank, en el antiguo barrio judío de la zona oeste, es un sitio muy visitado. Si desea evitar largas colas vaya temprano o a última hora. Amsterdam tiene muchos "hofjes", hermosos jardines semiocultos entre la edificación, Beginjnhof es de los más grandes y conocidos.

Muy atractivo es el ambiente de las plazas Leidseplein, Muntplein, Rembrandtplein y Waterlooplein, particularmente la gama de actividades al aire libre que puede disfrutarse en verano. Cerca a Waterlooplein está la casa de Rembrandt, hoy convertida en museo.

El Museo Marítimo, en los diques de la calle Prins Hendrik Kade, muestra los edificios que albergaron a la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales y un barco perfectamente restaurado del siglo XV.

Al sur de la Leidseplein están los museos Rijks, uno de los más importantes del mundo, y el Van Gogh. Recorriendo el Tram desde Plantage Middenlaam al Museo, se pasa por calles muy interesantes incluso algún mercado con objetos de todo tipo.

Las alternativas de hospedaje son muy amplias y cubren todas las variantes de gustos y presupuestos, desde hoteles cinco estrellas internacionales con servicios de primer nivel hasta alojamientos sencillos y económicos.

Con más de mil restaurantes para elegir, la inmensa oferta de sitios para comer y beber satisface a todos tanto por las variantes de cocina como por sus precios. Muchos de los mismos están en el centro y también hay una gran cantidad en Leidseplein. Tenga presente que como los holandeses cenan temprano, algunos restaurantes cierran temprano, por otra parte es aconsejable hacer reservaciones.

La mejor forma de desplazarse en la ciudad es por tranvías (Trams). Puede sacar un pase en la oficina de turismo de la Estación Central. Entre el aeropuerto internacional de Schiphol y la Estación Central, lo más conveniente resulta tomar uno de los trenes que unen este recorrido en 15 minutos.

No descarte alquilar una bicicleta, medio de movilidad muy utilizado y que cuenta con facilidades como carriles y señalización específicos. Es una forma muy eficiente y rápida para circular y puede alquilarla en varios lugares.

Entre las localidades cercanas que vale la pena visitar están Volendam, atractivo pueblo pesquero; Marken, al otro lado del lago, donde la vestimenta de antaño y sus viejas casas de madera todavía conservan el atractivo de la antigua Holanda; los molinos de viento de Zaanse Schans y si le gusta pasear en bicicleta, recorrer los bosques, colinas y dunas de Castricum.

Podrá encontrar más información en The Amsterdam Tourist Board cuya dirección es: http://www.visitamsterdam.nl .


Autor: Elena S. Persson. Fuente: Revista Ulises


(click en las fotos)