actualizado el
14/04/14

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 recomendá el sitio
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
 notas de viajes 
Colores de Creta

Si usted busca una isla griega llena de vitalidad, diversión y cálida hospitalidad solo acérquese a Creta, la mayor y más al sur de las islas griegas y la quinta isla más grande del Mediterráneo. Montañosa, con un litoral salpicado por playas y pequeñas bahías y un clima templado que hacen de la isla un destino requerido por viajeros de todo el mundo.

Su ubicación en el Egeo hizo de la isla un punto importante para la navegación entre Europa, Asia y Africa. Fue anexada a Grecia en 1813 y tiene poco más de 8300 km cuadrados, cerca de 260 km de este a oeste, 60 km en su parte más ancha y 12 km en la más estrecha. Tiene más de medio millón de habitantes y su principal fuente de ingresos es, por supuesto, el turismo.

Tiene un clima marino, templado y seco, con inviernos soleados y una época de lluvias de octubre a marzo, en tanto que prácticamente no llueve entre mayo y agosto.
Primavera y otoño son las mejores estaciones para visitar Creta. Desde Atenas hay vuelos al aeropuerto de Herakleion, donde es factible alquilar auto. Otras opciones para recorrer la isla son alquilar un scooter o hacerlo con autobuses.

Cuenta con una variada oferta hotelera, pero es recomendable reservar con anticipación si piensa viajar en temporada alta. Es común el alquiler de departamentos e incluso el alojamiento en casas particulares, particularmente en las localidades más chicas.

Encontrará abundancia de restaurantes y entretenidas tabernas donde experimentar la sabrosa cocina griega con sus ensaladas, pescados, verduras y cordero preparados con aceite de oliva y especies aromáticas. No deje de saborear ouzo en un típico café, o rakí (aguardiente de frutas) o retsina, vino de mesa aromatizado con la resina de los pinos. Una mención especial para la repostería cretense de hojaldres con miel y nueces.

Si disfruta de la vida nocturna, Creta es la elección perfecta. Malia, Canea, Herakleion y Lasithi ofrecen al turista despreocupadas alternativas.

La capital de la Creta es Herakleion, esta ciudad portuaria tiene 100 mil habitantes y entre sus puntos de interés está la iglesia de Agía Ekaterini y el Museo Arqueológico con su colección de alfarería, miniaturas, joyas y frescos de la cultura minoica.

Canea, fundada por los venecianos, fue la capital de Creta hasta el año 1971. Elegante puerto, casas de estilo veneciano y la mezquita de los Jenízaros. Sus barrios, pequeños comercios, callejuelas estrechas, cafés y restaurantes hacen de Canea la ciudad más bella de la isla.

Agios Nikolaos es una pequeña ciudad pesquera situada frente al golfo de Merambelou. En sus alrededores hay una sencilla pero hermosa iglesia bizantina del siglo XIII, Panagía Kera. Muy cerca está Kritsa, pueblo de calles estrechas y casas blancas de coloridas puertas y ventanas, y en las colinas circundantes las ruinas dóricas de Lato.

A tono con un elevado promedio de días soleados, hay una gran variedad y calidad de excelentes playas alrededor de la isla, particularmente en Malia y por la zona noroeste. En tanto que la costa sur, bañada por el mar Libio, y frente al norte de Africa, son abruptas e indomables.

Dos tercios de Creta es montañosa y no dispone de ríos navegables, el monte Ide con 2450 m es su pico más alto. Uno de los escenarios naturales característicos son sus desfiladeros. La garganta de Samaria, en las montañas Blancas, es el más conocido, tiene 18 km de extensión y, en algunos sitios, alcanza los 600 m de profundidad.

Si le atrae la historia, podrá contemplar gran variedad de tesoros arqueológicos de la civilización minoica (2700-1200 AC), una de las más antiguas de occidente. Las ruinas más importantes de Creta son las del palacio de Knossos, hogar del legendario minotauro. Malia, Festos y Gortina son otros sitios de interés histórico de la isla.

Situada sobre un área geológicamente inestable, la isla ha sido afectada por terremotos frecuentes, algunos ocurridos en épocas antiguas, que explican las destrucciones de palacios y pueblos. La composición geológica y los antecedentes sísmicos han hecho que existan centenares de cuevas y cavernas, muchas de estas de gran valor arqueológico por haber servido de refugio, y otras por haber sido utilizadas para la práctica religiosa.

Otros cambios en el medio ambiente han influenciado la isla a lo largo del tiempo. El aumento en el nivel de las aguas del Mediterráneo ha hecho "desaparecer" casas, puertos y localidades, asentados a orillas de un mar sin mareas.

Autor: Margarita Campbell


(click en las fotos)

creta09.jpg (18843 bytes)

creta06.jpg (23611 bytes)

creta10.jpg (20967 bytes)

creta08.jpg (19488 bytes)

creta05.jpg (21779 bytes)

creta03.jpg (14082 bytes)