actualizado el
18/08/14

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 recomendá el sitio
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
 notas de viajes 
Edimburgo y los Lothians

Capital histórica y sede del nuevo parlamento, Edimburgo es una ciudad cosmopolita y de gran tradición cultural, sus cuestas empedradas han sido escenario de intrigas palaciegas, mitos románticos y héroes orgullosos.

Circundada por una costa pintoresca y la variada campiña de los Lothians, Edimburgo está enclavada entre las colinas Pentland al sur y las aguas del estuario del Forth al norte, lo que le confiere una vista sorprendente. Los Lothians es una región con numerosas ciudades y bellos paisajes.

Situada en la cima de un rocoso peñasco de basalto, con tan solo 1500 m de largo por 300 m de ancho, el aspecto medieval de la Old Town y sus laberínticas callejuelas contrasta con la elegancia gregoriana de la New Town desplegada a sus pies. Edimburgo es sinónimo de castillos y edificios antiguos, hermosos paisajes, importantes celebraciones culturales y atención y hospitalidad.

Los visitantes podrán encontrar todo tipo de hospedaje: lujosos hoteles, alojamientos "bed and breakfast", casas de huéspedes y módicas pensiones. Completan esta oferta una gran variedad de restaurantes, bares y pubs, museos y galerías de arte, y numerosas salas para todo tipo de espectáculos (música, teatro, etc.).

Asimismo dispondrá de abundante información de orientación al turista (guías, mapas, etc.). Es recomendable reservar alojamiento con bastante anticipación en la época de festivales (agosto y septiembre).

La New Town o ciudad nueva tiene más de 200 años, es la imagen de la moderna Edimburgo y el centro de la vida comercial y financiera, y alberga las oficinas de importantes bancos y empresas y es sede lujosas tiendas y comercios.

Su trazado se debe a la visión de G. Drummond. En 1776 se seleccionó el plano de J. Craig que incluía la George Street y sus plazas, y las calles Princess, Queen, Thistle y Rose. Es realmente destacable el conjunto de avenidas, calles en semicírculo, parques, plazas y glorietas que conforman el trazado de la ciudad nueva. Muy interesante puede resultar un paseo por el Royal Botanic Garden o el puerto de Leith.

La National Gallery of Scotland alberga una variada muestra de pintura y artistas, en la que destacan obras de Rembrandt, Degás, Monet, Tiziano y Velázquez entre otros. Otras galerías que vale la pena visitar son la National Portrait Gallery (construido a imagen del Palacio de Justicia de Venecia), la National Gallery of Modern Art, y por supuesto el Whisky Heritage Centre. Si de iglesias se trata no se puede pasar por alto la St. Patrick´s Catholic Church.

Indudablemente el castillo de Edimburgo, sede de las Joyas de la Corona Escocesa, es el punto de mayor concurrencia turística del casco antiguo. Ello se debe a su imponente arquitectura, el rico pasado que ostenta y unas vistas panorámicas incomparables desde sus torres y terrazas.

Sus muros de granito son mudos testigos de sitios y batallas contra ingleses y normandos, las que en parte se reflejan en las pinturas expuestas en sus salones. También alberga la capilla St. Margaret, el edificio más antiguo de la ciudad, fue construida en el año 1090.

Desde el castillo la High Street Canongate, popularmente conocida como la Royal Mile, la calle más transitada de la ciudad, baja majestuosamente adornada de construcciones históricas, repleta de pubs y comercios ofreciendo las tradicionales kilts (polleras escocesas).

Caminar por la zona adyacente le permitirá descubrir muchos rincones interesantes. En nuestro trayecto por la Royal Mile encontraremos la iglesia de St. Giles, y su majestuoso órgano, como así también la cercana Parliament House (poder judicial).

Es inevitable no admirar el palacio Holyroodhouse, residencia oficial de la reina de Escocia, cuyos salones han presenciado importantes momentos de la historia escocesa, parte de los cuales han quedado reflejados en los retratos, pinturas y tapices que es posible apreciar en sus interiores.

Otros sitios de interés turístico que conviene tener presente cuando visite la ciudad son el Royal Museum of Scotland, que relata la historia completa del país, el Castillo de Craigmillar (siglo XV), el puente George IV y la Universidad de Edimburgo.-


Autor: Elena S. Persson. Fuente: Revista Ulises