actualizado el
27/10/14

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 recomendá el sitio
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
 notas de viajes 
La fascinante Londres

Es una de las ciudades más excitantes de Europa. Es una ciudad grande y en constante cambio, famosa por su historia, sus desfiles y su arquitectura tanto como por la creciente fama de sus restaurantes, teatros, clubs y vida nocturna.

Si nunca antes ha estado en la ciudad, empiece su visita en Trafalgar Square. En su centro pueden verse los famosos leones y fuentes; sobre ellos, imponente, se alza la columna de Nelson, y en las proximidades se encuentra la espléndida arquitectura de la National Gallery (Galería Nacional).

Para un paseo relámpago que incluya "los imperdibles" de la ciudad, tome un autobús de dos pisos que lo lleve por Westminster, pasando por el Big Ben y las magnificas cámaras del parlamento, el Palacio de Buckingham y los parques reales.

Quizás alcance a ver el histórico espectáculo del cambio de guardia que se produce en el Palacio todas las mañanas de verano a las 11:30 y el de la Household Cavalry (Caballería Real), que tiene lugar en el edificio de los Horse Guards (Guardias a Caballo) de Whitehall todas las mañanas a las 11:00 (domingos, a las 10:00).

A Whitehall puede ir caminando desde el Palacio a lo largo del Mall, desde donde también podrá alcanzar a ver la residencia oficial del Primer Ministro en el N° 10 de la calle Downing.

Por supuesto que quien dice Londres dice compras, y a poca distancia por autobús o subterráneo se encuentra Oxford Street con sus tiendas de moda y Bond Street con sus anticuarios y exclusivas boutiques de diseñadores. Es, por excelencia, la zona de los buenos restaurantes y teatros del West End -con sus costosas producciones tales como Fosse, The Lion King (El Rey León) y Skakespeare-, y mucho, muchísimo más ...


Si bien el West End londinense ha estado de moda durante más de trescientos años, la parte más antigua de la ciudad se encuentra hacia el este. La ciudad de Londres data de hace más de 2000 años y aún pueden verse partes de la muralla romana; si desea apreciarlas, siga el camino que parte del Museo de Londres. En él podrá conocer a fondo toda la historia de la ciudad.

En el centro de la city se encuentra la Torre de Londres, prisión, fortaleza y palacio que se convirtió en atracción turística. En las cercanías se yergue con orgullo el majestuoso domo de la Catedral de San Pablo, flanqueado por las sombras de los edificios de oficinas de uno de los centros financieros más importantes del mundo.

Muy cerca de allí, las elegantes zonas como lslington, Clerkenwell y Spitalfields ofrecen locales de arte, restaurantes de última moda y sitios nocturnos de onda.

Notting Hill no es tan sólo el escenar¡o de una película famosa sino que, a través de los siglos, ha sido el hogar de algunos de los más célebres residentes de Londres. Y, si esto no fuera suficiente, también es uno de los mejores lugares de la capital para ir de compras y comer.

Los devoradores de cultura no deben perderse el Victoria & Albert Museum, donde se exhibe la colección de arte decorativa más grande del planeta, ni el Natural History Museum (Museo de Historia Natural) con sus asombrosos dinosaurios.

Cerca de allí, el Royal Albert Hall ofrece todo tipo de conciertos y recitales, desde los Proms (música clásica en verano) hasta lo más popular... Desde sus célebres escalinatas puede apreciar Kensington Gardens, los jardines del Palacio de Kensington donde vivió la princesa Diana.

Conocida como el "barrio cultural" de Londres, la zona de Camden no es sólo famosa por sus graciosos puestos de mercado. Es también sede de algunos de los mejores museos pequeños del país, como el Jewish Museum (Museo Judío), con su estupenda colección de arte ceremonial, o Fenton House, en el vecino barrio de Hampstead, con su excelente porcelana y antiguos instrumentos de teclado.

Hampstead es también famoso por la deslumbrante arquitectura y las casas históricas como Kenwood, que suele utilizarse como escenario para películas y obras de época. Cerca de allí, el agreste parque de Hampstead Heath conserva algunas posadas históricas que evocan aquellos días en los que solían ser frecuentadas por bandoleros.

Ninguna visita a Londres estaría completa sin una excursión por el Támesis en uno de los nuevos barcos con techo de vidrio. Navegue río abajo y pase por todas las nuevas y espectaculares atracciones del milenio, como el centro de entretenimientos County Hall, la inmensa rueda de observación London Eye y la galería Tate de arte moderno, hasta llegar al atractivo pueblo de Greenwich, a orillas del río. Allí, las columnas del National Maritime Museum (Museo Nacional Marítimo) y del Royal Naval College (Real Liceo Naval) dan marco a las elegantes líneas siglo XVII de la Queen's House (Casa de la Reina), diseñada por el arquitecto Iñigo Jones.

A modo de contraste, en la ribera norte se encuentra la torre Canary Wharf, el edificio más alto de Gran Bretaña, que se eleva sobre el cristal, el concreto y el acero de Docklands, floreciente barrio financiero y empresario. El nuevo Museo de Docklands narra la historia de la zona, mientras en los muelles las grúas y las barcazas remodeladas configuran recordatorios vivientes del pasado. En quince minutos por la nueva línea de subterráneos Jubilee estará de regreso en Westminster, lugar donde empezó su recorrido.

Este breve encuentro con una de las ciudades más apasionantes del mundo lo habrá llevado a museos y galerías. pasando por elegantes tiendas y restaurantes gourmet, a través de verdes parques y espléndidos palacios ... y, sin embargo, lo dejará con mucho más para descubrir.

La mejor opción para desplazarse dentro de Londres es en transporte público. Puede utilizar tanto el subterráneo o metro, como los autobuses o los taxis. Si lo que quiere es moverse por los alrededores de Londres, una de las mejores opciones es el tren. Existe una tarjeta especial para turistas llamada "Visitor Travelcard" con la que podrá obtener viajes ilimitados en el transporte público.

Los transportes desde los aeropuertos son cómodos y rápidos. Desde Heathrow, la forma más fácil de llegar a la ciudad es en subte o tomando el Heathrow Express, un tren que lo dejará en Paddington. El Gatwick Express lo acercará a la estación Victoria en solo 30 minutos, en tanto por autobús necesitará una hora hasta el centro.

Fuente: British Tourist Authority


(click en las fotos)