actualizado el
22/12/14

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 recomendá el sitio
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
 notas de viajes 
Sol y diversión en Mykonos

Probablemente Mykonos sea una de las islas más famosas de Grecia. Integra el ramillete de islas conocidas como Cícladas, entre las que también se hallan Naxos, Siros y la conocida Santorini. Con un paisaje árido y rodeada de magníficas playas, debe su fama a la belleza de su capital, con sus casitas blancas y pasajes estrechos, y a la cantidad y calidad de sus playas.

Se trata de una isla muy visitada, con una animada vida nocturna. Acuden viajeros de todo tipo, incluso, tal como en Ibiza o Tenerife, turistas de la comunidad gay, aunque en porcentaje mucho menor al número de turistas que no lo es.

Se puede llegar en avión con alguno de los frecuentes vuelos desde Atenas, Rodas, Santorini, Creta o Salónica. Si prefiere arribar por mar, puede viajar por ferry regular con salidas diarias desde el Pireo, es bastante económico pero su recorrido demanda unas siete horas. Otra opción son los aerodeslizadores ó hidrofoil, conocidos como "flying dolphin" (nombre de una de las compañías que prestan el servicio) que cuestan el doble pero tardan la mitad de tiempo. Una alternativa interesante a una tarifa similar a la de los hidrofoil son los confortables catamaranes.

La capital de la isla también se llama Mykonos y se destaca por la belleza y magia de sus callejuelas estrechas y laberínticas, en las que no resulta difícil perderse, y por sus casas pintorescas con arcos y balcones adornados de flores multicolores.

El antiguo barrio de Kástro, está situado en la zona alta, donde los venecianos construyeron un castillo del que apenas quedan restos. No deje de visitar la iglesia de la virgen Panagía Paraportianí, la más importante y la que está presente en muchas de las postales de la isla. Consta de cinco capillas y parte de su construcción data de 1425.

En la parte baja encontrarán el barrio de Alefkándra, llamado pequeña Venecia. Es la zona más pintoresca del pueblo, con sus casas "asomadas" sobre el mar, con preciosos balcones de madera. En su plaza mayor se levanta la iglesia ortodoxa Panagía Pigadiótissa. No muy lejos los famosos molinos de viento, que junto al pelícano Pétros, mascota de la isla, son los símbolos de Mykonos.

Desde su pintoresco y tradicional puerto parten continuamente embarcaciones con las que podrá alcanzar cualquier punto del litoral que rodea la isla, o bien disfrutar de una excursión de día completo rumbo a alguna de las islas vecinas incluyendo la cercana Delos, uno de los sitios más sagrados del mundo helénico y patria de Apolo.

El pequeño museo arqueológico, alojado al sur del muelle de los ferries, exhibe cerámicas, joyas y esculturas romanas y helénicas. También hay un museo etnográfico que alberga una valiosa colección de cerámica, bordados y textiles y un museo marítimo con instrumentos, maquetas, cuadros, etc. relacionados con la historia naval.

Desde Mykonos pueblo hay frecuentes colectivos de línea regular que recorren toda la isla, incluso algunas discotecas disponen de buses propios que facilitan el traslado de quienes concurren a las mismas.

Al sur de la isla, en Lino, se conservan las ruinas de Portes, y en la zona de Ano Merá está el monasterio de Panagía i Tourlianí (siglo XVI), y en Palaiokástrou hay restos de una antigua fortificación.

En cuanto a las playas, más allá de la variedad de extensión y ambiente de cada una, todas coinciden en sus aguas cristalinas y fina arena dorada. En el puerto de Platýs Gialós, es posible embarcarse para conocer algunas de las muchas playas de la isla. La playa de esta localidad es de ambiente familiar y dispone de facilidades para los de deportes náuticos.

Entre las playas más liberales y donde es frecuente el topless o el nudismo están las conocidas Parágka, Agia Anna, Paradise (una de las más visitadas), Super Paradise (mucha música y diversión, ambiente gay), Eliá (muy concurrida en temporada alta) y Kalafáti.

No es imprescindible alquilar un coche ya que existen otras opciones, como la bicicleta o el ciclomotor. Un medio cómodo y agradable para desplazarse son las pequeñas embarcaciones que recorren las costas.

Para comer una buena comida griega lléguese al restaurante O Nikos y pruebe su plato especial "spaguetis a la langosta". Otros opciones interesantes son el 1900, Kantina y el O Dimitris. Las disco / bares más de moda son el Caprice, Astra, Argo, Anguira, La Notte, Enea Muses y el Hard Rock Café.

Autor: Margarita Campbell


(click en las fotos)